No hay economía fuerte con empresas debilitadas. Lea el artículo de Sergio Leão para Folha de S. Paulo

DATA: 01/04/2019

Publicado por: Novonor

Después de Lava Jato, organizaciones realizaron transformaciones y se renovaron

Sergio Leão

Fuente: Folha de S. Paulo

 

Los últimos años, hemos sido afectados por las revelaciones sobre la corrupción involucrando grandes empresas tanto en Brasil como en otros países. Un trabajo meticuloso de investigación y la colaboración de ejecutivos de las empresas investigadas y otros involucrados resultaron en un punto de inflexión de la relación con el sector público, especialmente en el área de ingeniería e infraestructura. Pero una visión más amplia sobre el escenario y sobre el futuro de los negocios con integridad en Brasil demuestra que tenemos más motivos para optimismo que para pesimismo.

Un grupo de grandes empresas brasileñas, por ejemplo, implantó nuevos procesos y sistemas de gobierno y de control. Los cambios son amplios y están en práctica. Informe independiente del 2018 de la ONG Transparencia Internacional sobre la transparencia de los informes corporativos de las cien mayores empresas brasileñas demuestra resultados que no dejan dudas sobre la evolución, comparados a los de empresas de otros países emergentes, como Rusia, Chile y Corea del Sur.

En ese informe, el sector de ingeniería y construcción en Brasil, uno de los más afectados por las investigaciones de Lava Jato, tuvo el mayor promedio para la dimensión de los programas anticorrupción en comparación a otros 14 sectores empresariales brasileños. El informe demuestra también que es necesario evolucionar en otros aspectos de la divulgación de informaciones, principalmente en la transparencia de las organizaciones y de la actuación en diferentes países.

Las empresas están conscientes que no sobrevivirán en ambientes en los cuales la corrupción, como ocurría antes, es medio para ventajas en negocios. Y, a causa de que están preocupadas de eso, se dedican actualmente a iniciativas que lleven los cambios fuera de sus entornos, en las relaciones de mercado y con los entes públicos. Son las denominadas iniciativas en acciones colectivas, como el Movimiento Empresarial por la Integridad y Transparencia del Instituto Ethos y otras lideradas por la Transparencia Internacional y Pacto Global en Brasil.

Un ejemplo reciente fue la propuesta para creación del Instituto Observ realizada por empresas, entre las cuales Odebrecht y el Instituto Ethos. Se trata de iniciativa basada en una plataforma abierta con acceso por internet incorporando mecanismos de consulta de datos y de análisis con el objetivo de acompañar, informar y ofrecer más transparencia a los procesos de licitación de obras públicas.

Ese esfuerzo de cambio, tanto en el ambiente interno como en las relaciones con la sociedad y con el poder público, demuestra una profunda transformación de empresas que no solamente colaboraron con las investigaciones y cumplen los compromisos firmados con autoridades, sino que se capacitaron para ser agentes de cambios, sobrepasando lo que determinan los acuerdos judiciales. Pero, al buscar nuevas oportunidades, encuentran preguntas: ¿Por qué dar a esas empresas una segunda oportunidad, frente a la cantidad de crímenes que fueron acusadas? ¿Vale la pena preservar aquello que ellas tienen de conocimiento, de tecnologías y competencia técnica?

Las respuestas están en los ejemplos de otros países con empresas que enfrentaron crisis semejantes y supieron renovarse. Empezaron por reconocer las conductas ilícitas, asumir compromisos, realizar las transformaciones y reconstruir la confianza perdida. Adoptaron la tolerancia cero frente a desviaciones. Se desafiaron a influenciar los ambientes externos, formando alianzas para el combate a la corrupción y estimulando cambios en la relación público-privada. Y, al unir incondicionalmente ética e integridad a la capacidad y competencia, reanudaron actividades, volvieron a crecer, a atraer talentos y emplear, generando desarrollo y cambios definitivos en la relación público-privada. Se hicieron más fuertes que antes.

En el momento que el país estima reanudar inversiones y eliminar cuellos de botella en infraestructura, determinado a avanzar en el combate a la corrupción, las empresas brasileñas de ingeniería asumieron una causa: practicar y exigir el cumplimiento de los compromisos asumidos por la integridad. Realizaron las transformaciones y se renovaron, preservando sus capacidades y “know how” reconocidos dentro y fuera del país. Es el momento de realizar elecciones. No hay países de economías robustas sin empresas nacionales fuertes en los sectores de soporte de la economía como la infraestructura.

 

Sergio Leão

Socio-director de Fronteira Sustentável Consultoria, consultor de sostenibilidad de Odebrecht S.A. y doctor en ingeniería ambiental y sanitaria por la Universidad de California (EE.UU.)

Nenhum Comentario

¿Quieres saber más sobre
algún asunto?

Haz clic aquí y deja tu sugerencia
para el próximo post

Noticias relacionadas

+
0

Las empresas del Grupo Novonor están movilizadas en apoyo a las comunidades impactadas por las lluvias en Río Grande...

15 de Mayo de 2024
+
0

Las concesionarias H2Olmos y Trasvase Olmos designaron Fernando Cilloniz Benavides y Carlos Paredes Lanatta como Directores Independientes con el objetivo de consolidar el...

27 de Marzo de 2024
+
0

Este miércoles (27) la Marina de Brasil lanza al mar el tercer submarino convencional con propulsión diesel-eléctrica construido en...

27 de Marzo de 2024
+
0

El Grupo Novonor, representado por el presidente de OEC – Engenharia e Construção, Maurício Cruz, fue invitado por Lide...

06 de Marzo de 2024